Lecciones equinas sobre liderazgo

lider

Si alguna vez observas una manada de caballos durante el tiempo suficiente verás que cada uno de ellos tiene su propia personalidad. Los hay solitarios, a otros les gusta ir en grupo, a algunos les gusta “bullear” a los más débiles, y hay quienes tratan de protegerlos. Hay caballos que son amigos entre ellos y otros que no se caen tan bien. Pero todos ellos tienen un objetivo común: SOBREVIVIR.

Por esto los caballos respetan a los líderes equilibrados, sensatos y fuertes. Nunca permitirían que un caballo tratara de tomar el control a la fuerza sobre la manada. Y tampoco seguirían a alguien que genera conflicto o que reacciona en exceso ante los peligros. Los caballos quieren vivir en paz y tranquilos.

Los líderes en una manada de caballos se escogen por su inteligencia y por su habilidad de proteger y calmar a los demás en situación de peligro. Pero saben que esto es una responsabilidad demasiado grande para ellos, por eso hacen algo muy inteligente: TOMAN TURNOS. Y se reparten el liderazgo según sus fortalezas y las situaciones.

Por un lado están los líderes pasivos. Se mantienen en un segundo plano, observando mientras comen. Ellos alertarán a la manada en el caso de que el peligro (o la comida) acechen. Nunca pelearán, no son agresivos. Otros son más activos. Intervendrán cuando haya conflictos en la manada o para decidir si admiten a un nuevo miembro. Y otros decidirán que ha llegado el momento de jugar y divertirse, instigando a hacer carreras o luchas juguetonas.

Una manada de caballos siempre será pacífica, productiva y movida por consenso, donde se combinarán diferentes estilos de liderazgo según sus necesidades.

Las personas, igual que los caballos, responden de manera diferente a diferentes estilos de liderazgo y los buenos líderes son quienes saben no sólo qué tipo de liderazgo se necesita en cada momento sino cuándo ha llegado la hora de dejar que otros tomen el control.

Artículo publicado en el Diario de Querétaro (21 de Julio 2016)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *