Las 11 causas más frecuentes del síndrome del trabajador quemado

stress2¿Sabías que la Organización Mundial de la Salud prevé que para el año 2020 la ansiedad y la depresión causados por el estrés laboral será la principal causa de baja en el trabajo?

Según un informe de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) la depresión asociada al estrés en el trabajo afecta a más de 350 millones de personas en el mundo. Y esto no solo aumenta el riesgo de accidentes laborales, del sindrome del burn out o riesgos psicosociales; el bajo rendimiento de los empleados estresados y las bajas asociadas al estrés generan pérdidas millonarias a las empresas.

Solo en la  Unión Europea el costo del estrés es de unos 617 billones de euros anuales, incluyendo tanto las horas de trabajo perdidas como los costes sanitarios asociados.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS MAS FRECUENTES DE ESTRÉS?

Otro estudio reciente sugiere que la principal causa de las bajas laborales causadas por estrés se deben a los siguientes factores:

RELACIONADAS CON EL CONTENIDO DEL TRABAJO

  • Medio ambiente y equipamiento. Todos los problemas relacionados con la fiabilidad, mantenimiento y adecuación del entorno y equipo de trabajo. O dicho de otra forma: Herramientas con las que tus empleados trabajan no funcionan, computadoras que fallan continuamente, pueden convertirse en fuente de frustración.
  • Carga de trabajo: Curiosamente afecta por igual el exceso como el defecto de la carga de trabajo. Tanto si tus empleados están saturados como si se aburren porque no tienen nada que hacer pueden llegar a sufrir estrés.
  • Diseño de las tareas. Falta de variedad y ciclos de trabajo cortos, trabajo fragmentado o carente de significado o realizar tareas por debajo de las propias capacidades pueden provocar gran desencanto y ansiedad.
  • Ritmo. Interrupciones, ciclos fragmentados, falta de control sobre el tiempo.
  • Horarios. Cuando estos son inflexibles, impredecibles o no permiten tener vida social, poco a poco  el cansancio y la frustración generada por los conflictos familiares van mellando en el rendimiento de las personas .

RELACIONADOS CON EL CONTEXTO DEL TRABAJO

  • Cultura organizacional. Cuando no hay objetivos empresariales claros, apoyos en la resolución de problemas o posibilidades de desarrollo personal es fácil caer en la desmotivación.
  • Función en la organización. No tener claras las funciones ni los resultados individuales que se esperan de uno puede generar mucha ansiedad a medio plazo.
  • Desarrollo profesional. Tanto si tu empleados sienten que están estancados y que no hay posiblidades de crecimiento profesional y avance dentro de la compañía; como si por el contrario reciben una promoción excesiva que los coloca en una situación en la que sienten que no pueden cumplir con las expectativas puede llevar al exceso de estrés. De igual forma, sentir que el trabajo o actividades realizados no son valiosos ni para la empresa ni para el mundo puede llevar a una sensación de vacío que puede llevar a la frustración.
  • Salario. Parece evidente, pero muchas veces los empleadores no están conscientes que un salario insuficiente o  percibido como injusto puede generar una gran incomodidad en los trabajadores. Ya sea porque realmente el salario no permite a la persona tener sus necesidades básicas cubiertas o porque el trabajador sienta que “lo que me pagan no compensa el esfuerzo que hago” puede llevar a generar muchísimo estrés y angustia en los trabajadores.
  • Relaciones sociales. Tener conflictos con los compañeros o los superiores. El aislamiento o la falta de apoyo personal también puede llevar a la desmotivación, la frustración y el estrés.
  • Relación casa/trabajo. Cuando existen problemas personales graves incompatibles con el ritmo de trabajo o exigencias laborales que generen conflicto de intereses/valores  personales o de la familia.

Lo curioso de todo esto es que aunque el estrés laboral y el síndrome del Burn Out son temas de gran actualidad, pocas veces se ponen sobre la mesa en las reuniones de los equipos ejecutivos. Se tiende a pensar que eso de “estar quemado” solo le sucede a otros, más débiles, pero no a uno mismo o a la gente de la propia empresa. Y se suelen autodiagnosticar  simplemente con una “cierta falta de sueño”, “una temporada de mucha chamba”o un simple efecto colateral del estilo de vida de los altos ejecutivos.

Desde el punto de vista de la sustentabilidad es esencial crear espacios de trabajo donde el tema del estrés en los equipos de trabajo se discuta y se haga visible, porque como dijo Hans Selye, uno de los pioneros en las investigaciones acerca del estrés: “No es el estrés lo que nos mata, sino nuestra reacción a él”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *