La realidad sobre la postergación

130003e1482614884o9250
Llegó la hora de sentarse a redactar el informe como estaba planeado y de repente, organizar los cajones de tu escritorio parece la actividad más apasionante que existe.

Si le preguntáramos a un grupo de personas cual es el mal hábito que les gustaría evitar, probablemente la postergación (o procastinación como muchos prefieren decir ahora) sería uno de ellos.

La procrastinación no es nueva, de hecho, una de las primeras referencias a ella es en un sermón escrito en 1682. Sin embargo ahora, con las nuevas tecnologías, la gran cantidad de distractores que existen y las altas exigencias en diferentes ámbitos de la vida que con frecuencia nos autoimponemos, parece que se ha convertido en un mal común.

Los costes de la postergación son grandes. Algunos estudios sugieren que el hábito de dejar las cosas para después resultan en una baja calidad de los resultados y en una reducción del bienestar (Tice-Baumeister 1997). Otros incluso, sugieren que los procrastinadores también posponen el buscar tratamiento médico en caso de enfermedad (Sirois-Pychyl 2013)

¿Y si es tan perjudicial, por qué lo hacemos?

Tim Urban, autoproclamado “maestro procrastinador” lo explica excelentemente bien en esta plática TED.

Y antes de que pases al video… ¿Eres postergador profesional? Queremos que dejes de serlo. Descárgate el planner GRATUITO que hemos creado para ti.

DESCARGAR MI PLANNER

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *