Mi equipo no está comprometido

llegar a acuerdoSegún Patrick Lencioni el compromiso en un equipo depende de dos cosas: CLARIDAD y ACEPTACIÓN. Un equipo funcional es capaz de aceptar una decisión incluso si alguno de sus miembros votó en su contra inicialmente y se marchan de las reuniones sabiendo que todos están de acuerdo en poner en práctica la solución que se acordó.

Las dos grandes barreras a la hora de lograr el compromiso son: el deseo de llegar a un acuerdo y la necesidad de certidumbre.

CONSENSO. Los equipos que tratan de llegar a una solución que satisfaga a todos jamás pasan a la acción. Le dan vueltas y vueltas al tema esperando limar asperezas y sentirse convencidos de que todos están de acuerdo.

Un equipo funcional trata de que todas las opiniones se tengan genuinamente en cuenta, lo que hace que se tenga mayor disposición a aceptar lo que finalmente se decida.

CERTIDUMBRE. Pocas veces en la vida se tiene la certeza de que la decisión tomada es la adecuada. Los equipos que funcionan lo saben y aceptan que es mejor tomar una decisión que no tomar ninguna. Y si se equivocan responden con rapidez y cambian el rumbo.

Una de las mayores consecuencias de no lograr el compromiso es la creación de discrepancias que crecen como una bola de nieve. Si un equipo de líderes no hace un compromiso al 100%, las órdenes que estos den a sus equipos presentarán disparidades y esto generará confusión en los empleados que verá que sus compañeros de otro departamento han recibido órdenes diferentes.

¿Qué podemos hacer para lograr este compromiso?

  • Revisa los compromisos y decisiones tomadas al finalizar la reunión. Durante esta revisión puede suceder que los participantes se den cuenta de que hace falta afinar más esas decisiones antes de comunicarlas al resto de empleados sin generar confusión o discrepancias en ellos.
  • Pon fechas límite. El peor enemigo de un equipo que sufre de falta de compromiso es la ambiguedad.
  • Imaginen que sucede lo peor. Si tu equipo tiene dificultades para mantener el compromiso con las decisiones tomadas, analicen la situación y pónganse en el peor de los casos. Muchas veces esta reticencia a comprometerse con las decisiones viene del miedo. Definan un plan de acción para el caso de que eso que temen llegue a suceder. Esto reducirá el temor.

Tu papel como líder

Más que cualquier otro miembro del equipo, debes sentirte cómodo tomando decisiones en el marco de la incertidumbre. En el marco de una discusión entre diferentes opciones tienes el poder de decidir aunque exista el riesgo de que no sea la más adecuada.

Una vez la decisión se ha tomado asegúrate de que el equipo respeta el programa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *